sábado, 21 de febrero de 2009

Palabra de seguridad (I)


La "palabra de seguridad" (safeword) es una palabra en código que acuerdan los participantes en una situación BDSM para dar a entender: "Para, algo va mal".

Hay muchos tipos de palabras de seguridad (PDS, en adelante). Muchxs practicantes usan "rojo" para decir "para, algo esta mal" y rosa o amarillo (como en un semáforo) para decir "No quiero que pares pero podrías por favor hacerlo un poco más suave o más lento o lo que sea o si no tendremos que parar". "Verde" es útil cuando quieres decir "más, más, más".
Algunas palabras de seguridad no tienen que ser "en código". Si se dice "Mi pie derecho está dormido", es un mensaje perfectamente claro.

Si no quieres usar palabras, o si quieres usar una mordaza, puede ser una buena idea tener una bola de goma, o un anillo metálico que haga ruido sujeto con la mano, de manera que puede dejarse caer o lanzarse para comunicar a tu top que hay un problema que necesita su atención.

(También se usa el apretar dos veces la mano, u otra parte del cuerpo y contestar apretando dos veces también, para decir que todo va ok).


Fuente: Extractos traducidos de "The New Bottoming Book". Pags. 39 y 40. © 2001 Dossie Easton y Janet W. Hardy, "The New Bottoming Book". Greenery Press. NO está traducido todo el texto, sino algunas partes. Para tener toda la información recomendamos, si se sabe inglés, adquirir el libro vía internet

1 comentario:

Meinherr dijo...

Cuando dejo a alguien amordazado y atado, yo suelo usar una pelota de goma de esas que al apretarlas hace ruido (en cualquier tienda de todo a euro).

Se la dejas al sumiso atada a la muñeca, por ejemplo, para que no se le pueda caer y perderla.